maquinas virtuales

 

El uso de las máquinas virtuales se hace cada vez más común, ya que permite ciertas actividades muy útiles sin entorpecer la configuración de nuestro ordenador, además de que la potencia de los ordenadores ha aumentado abrumadoramente y es muy común que cualquier computador tenga la potencia de mover al mismo tiempo dos y hasta tres sistemas operativos distintos.

Si no tienes claro de lo que hablamos, te explicamos lo que son máquinas virtuales. Son computadoras virtuales que son creadas a través de un software, así que como su propio nombre indica, puede hacer todo lo que un ordenador físico hace, pero de manera virtual. Por lo que podemos dentro de nuestro propio sistema operativo, lanzar máquinas virtuales y tener otros ordenadores desde nuestro propio ordenador (limitándolos, claro está, con la potencia de nuestro hardware).

Esto puede ser útil para muchas cosas, la más importante sería lanzar sistemas operativos que queremos probar sin necesidad de suplantar nuestro propio sistema operativo o cambiar configuraciones. Otro de los usos que más se les da a las máquinas virtuales es el de correr programas que solo permiten una instancia al mismo tiempo. Al tener varias máquinas virtuales se podrían abrir varias instancias del mismo programa. Y aunque esos sean los casos más importantes, no son las únicas utilidades de las máquinas virtuales.

Ahora que entendemos perfectamente lo que son las máquinas virtuales y para qué sirven, podemos pasar a los mejores programas para crear máquinas virtuales.

¿Cuáles son los mejores programas para crear maquinas virtuales?

El más popular sin lugar a dudas es VirtualBox, su gran base de usuarios se debe a que es gratis y además es multiplataforma. Tiene una de las interfaces más cómodas de todas las máquinas virtuales y permite administrarlas de manera sencilla.

Luego nos encontramos con Parallels, la aplicación de máquinas virtuales por excelencia en Mac. Una aplicación que además está totalmente optimizada y permite una distribución de procesamiento perfecta, para disfrutar de la máquina virtual a toda potencia.

Para los usuarios de Windows y Linux tenemos VMWare, que tiene una versión gratis y una versión PRO por la que se debe pagar. Con la versión gratis podemos resolver la mayoría de los problemas que se podría conseguir un usuario casual. Pero para las herramientas avanzadas que serían importantes para las empresas, si se debe acceder a la versión PRO. Entre las opciones más importantes de la versión completa de este software, está la posibilidad de clonar las maquinas.

Y luego, para los amantes de Linux tenemos QEMU, esta herramienta posee la mayor ventaja cuando se trata de administrar el hardware. Destaca sobre todo por lograr ejecutar aplicaciones dentro de la máquina virtual sin necesitar permisos de administrador, esto le da la mayor ventaja cuando se trata de crear máquinas virtuales portátiles.

Por ultimo nos conseguimos a Windows Virtual PC, una herramienta gratuita para el sistema operativo Windows que sirve para emular versiones anteriores de esa misma plataforma.

Share
This

Post a comment